top of page

Acompañar es un Arte

Para acompañar los procesos de Gestación, Parto, Nacimiento y Puerperio es necesario contar con ciertos dotes de Artista. Incluso en los aspectos técnicos y clínicos del acompañamiento, se necesita una disposición receptiva, que observa, escucha, reflexiona y toma decisiones creativas, pertinentes con cada mujer, persona y familia, en cada momento del proceso. Salir del protocolo rígido y el check-list, para entrar en la sutileza de la aplicación de estos conocimientos frente a una necesidad real y en el momento adecuado, situado, pertinente culturalmente y con respeto de la autonomía y derechos.


Si nos referimos sólo al momento del Parto, quien acompaña requiere estar presente y disponible anímicamente para crear las condiciones que propicien la fisiología y el devenir de ese Parto y Nacimiento en un entorno protegido, cálido y cuidado, que respete y resguarde la autonomía de la mujer y su familia.


Estar despierta/o para sintonizar con las necesidades y posibilidades desde una observación y escucha más allá de lo evidente, permite acompañar sin intervenir o interferir, lo que implica un gran desafío de templanza, sosiego y confianza en el devenir del proceso. Desde este estado de atención plena, es posible desplegar un sinfín de herramientas personales ligadas a percepciones sutiles e intuitivas, las que en diálogo con lo metodológico, técnico y clínico, van dando cuerpo al Arte de la Partería, Matronería, Doulaje, Prácticas Obstétricas y otros acompañamientos de esta etapa.


¿Cómo supe que lo que necesitaba esta mujer era un masaje, agua caliente, que su pareja saliera un momento, etc, antes de que la persona lo pidiera?


¿Cómo me di cuenta de que “algo se salía de lo normal” sin siquiera tocarla?


¿Es posible reconocer una distocia de posición sólo observando los movimientos de la persona que está pariendo?


¿Se puede diferenciar el dolor fisiológico del patológico escuchando los sonidos y expresiones de quien está de parto?


¿Cómo supe que esta persona necesitaba sólo silencio y presencia y esta otra ser tocada frecuentemente, abrazada y calmada desde un lugar muy cercano?


¿Es posible observar el progreso de la dilatación uterina poniendo atención al movimiento, sonidos, expresiones, posiciones, descanso, necesidades, que va manifestando cada persona en su parto, sin necesidad de tactar de modo rutinario?


En Escuela Renacer consideramos que el Espacio Corporal incorporado a todas nuestras formaciones, facilita la búsqueda, descubrimiento e integración de los aspectos intuitivos y creativos necesarios para el Arte del Acompañamiento del Nacimiento Humanizado, Fisiológico y Cálido. Buscamos en el cuerpo un soporte para sostener esta compañía, modulando cercanías y límites, posibilidades y contracturas. Agudizar la autoobservación para observar de manera más clara a los demás, escuchar la necesidad propia para leer la de quien acompañamos, valorar la intuición como conocimiento autorizado en sinergia con los conocimientos clínicos.


Reconocer los hábitos en el propio cuerpo: posturales, de movimiento, descanso; cuestionarlos, repensarlos, transformarlos, creando nuevos repertorios, formas y posibilidades. Todo esto movilizado en lo corporal, se moviliza sin duda también en lo anímico, psíquico, cognitivo, vincular, abriéndose nuevos repertorios y vías en todos los aspectos de la vida.







Dentro de la investigación corporal que realizamos, incluimos también la creación a través de distintas experiencias arte terapéuticas y la gestación de un Proyecto de Creación Personal que permite descubrir, profundizar, a veces reencontrar el goce de experimentar con diferentes materiales, técnicas, formatos, colores, que permiten plasmar en una creación visible y tangible lo que ha sido incorporado y aprendido en este Espacio.


Manos que tactan, masajean el sacro, ponen una vía, acercan algo para comer o beber, descubren una distocia, hacen rebozo, rotan una guagua, acompañan el dolor , protegen un periné, apagan una luz que entorpece, le dan calma al acompañante, hacen el registro, ofrecen calor local, dan seguridad en un expulsivo largo, están atentas y dispuestas en un nacimiento precipitado, reciben la vida para acercarla pronto a su madre.

Manos que dibujan, tejen, plantan, bordan, modelan, pintan, graban, fotografían, cosen, construyen, crean materiales para educación, oráculos y tarjetas terapéuticas, danzan, cantan, tatúan, inventan, escriben….


Cada Proyecto creativo realizado, nos inspira como Escuela a seguir profundizando en una Metodología de enseñanza que invita a cada persona a desplegar -se de manera creativa , reconociéndose Artista del acompañar etapas tan sagradas como la gestación y nacimiento de la vida.




35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page